La evolución de la bañera de hidromasaje

¿Buscando alternativas para lograr el bienestar y la tranquilidad después de un día duro? Una de las mejores opciones para desconectar y disfrutar del momento son las bañeras de hidromasaje, espacios cada vez más sofisticados cuya funcionalidad es que sus usuarios olviden todo y disfruten del momento.

rio-200 ambiente

Pero ¿Sabes cómo surgieron los spas?

Las bañeras de hidromasaje tienen su origen a mediados del siglo XX de la mano de la compañía Jacuzzi, fundada por siete hermanos y dedicada a la producción primero de aviones y posteriormente, de bombas hidráulicas para uso agrícola. La idea surgió como consecuencia de la necesidad de uno de los hermanos de curar la artritis de su hijo. Para calmar sus dolores, durante las sesiones de hidroterapia tuvo la idea de conectar una bomba de agua en la bañera de su casa. Esta ocurrencia permitió a uno de los sobrinos descubrir el potencial comercial de este invento, lo que llevo a la compañía, algunos años después, a darle forma a la idea
integrando boquillas en la arquitectura de la bañera. De ahí que Jacuzzi sea el nombre más común para designar este tipo de bañeras.

 

¿Cómo han avanzado las bañeras de hidromasaje?

Esta primera bañera de hidromasaje tenía como función producir un chorro de aire gracias a la bomba hidráulica para conseguir la rotación del agua. Con el paso del tiempo, las bañeras han ido adaptándose a los avances tecnológicos y no han dejado de evolucionar para convertirse en lo que son actualmente, grandes centros de relajación que se adaptan a las necesidades de cada persona y que buscan crear una experiencia única en los usuarios. Las diferentes intensidades y posiciones de los chorros, los sistemas de iluminación que permiten la cromoterapia así como la práctica de la aromaterapia gracias a los sistemas de inducción de fragancias que presentan muchas de estas bañeras, son algunas de las características que definen estos productos actualmente.

 

Nuevas funcionalidades

Otra de las evoluciones que ha experimentado este invento es la percepción que se tiene de él. En sus orígenes las bañeras de hidromasaje tenían un fin más terapéutico ya que los primeros en apostar por ellas fueron hospitales y otros centros para el cuidado de la salud. Posteriormente, empezó a darse una visión más recreativa de la misma y los beneficios de la hidroterapia fueron ganando adeptos, ello llevó a estos spa a convertirse en un producto único con el que aportar valor en los hogares. Sin embargo, el concepto actual de las bañeras de hidromasaje es más amplio y engloba no sólo a particulares sino también centros de ocio y cadenas hoteleras que ven en el spa una manera de completar la experiencia de sus clientes y hacer que el descanso y la tranquilidad sea la máxima.

GIBELLER-SPA ZONE-1014